Ser o no ser una mujer normal

 

Actualizando irónicamente, el emblemático personaje de BlancaNieves de los hermanos Grimm, Carmen Trejo crea a BlancaHernández, nacida en el Reino de Iztacalco, (municipio de la Ciudad de México) para establecer una fuerte interacción con el público y tratar de responder en colectivo, a la pregunta sobre el significado de ser normal.

 

Haciendo un sintético y divertido recorrido, desde las Diosas creadoras de la prehistoria, hasta nuestros días, pasando por Eva y otras conocidas mordedoras de manzanas, Blanca Hernandez invita al público, a observar cómo las religiones y las leyendas se han ido transformando para justificar una supuesta inferioridad de las mujeres respecto a los hombres, relegándolas al ámbito familiar y doméstico.

 

La protagonista utiliza anuncios de revistas impresas sobre productos de belleza, consejos amorosos y bodas, demostrando cómo la sociedad actual, sigue teniendo la idea de que para ser normales, las mujeres deben preocuparse y ocuparse, principalmente por su apariencia, por ser madres y tener una pareja (varón), olvidándose de sí mismas y de todo su potencial para construirse como  las personas que ellas quieren ser.  

 

El objetivo principal es motivar a las espectadoras/es a vivir el dilema de ser quien una/uno decide u optar por seguir repitiendo las historias que siempre nos han contado. Es hora de atreverse a contar una historia distinta y personal. Es hora de ser quien cada quien quiera ser.